Las muelas del juicio

Las-muelas-del-juicio-1920

Tienen este nombre porque suelen salir a partir del los 18-20 años, que es cuando se supone que comienza nuestra vida adulta y adquirimos el juicio.

Estás muelas son una herencia, ya no necesaria, de nuestros antepasados que tenían unos maxilares muy desarrollados y les entraba incluso un cuarto molar.

Al hombre moderno, este tercer molar no siempre le entra, por lo que estás muelas en lugar de convertirse en una ayuda es más bien un problema, ya que suelen salir cuando el resto de la boca ya está correctamente colocada.

Son muelas que tardan en salir y que si no tienen hueco, lo buscan, por lo que hay que tener una estrecha vigilancia para que no nos muevan el resto de piezas dentales. Al tardar mucho en salir las bacterias intentan instalarse, por lo que si no tenemos una higiene correcta nos puede ocasionar problemas, lo malo es la localización ya que es muy complicado llegar a ellas e incluso muchas de estas muelas nacen picadas.

Eso si en caso de que hayas perdido la muela anterior y esta se posicione correctamente te serán de gran ayuda.

Si tienes la suerte de tenerla y que esta esté bien colocada y sana, cepíllala bien y pásale un hilo dental entre esta y la de al lado todos los días.

Tu dentista te indicará en qué condiciones se encuentra esta muela y si es mejor conservarla o deshacerse de ella.

Share:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR