Las úlceras bucales

las-úlceras-bucales-1920

Estas pueden aparecer en cualquier parte de la boca como la parte interna de los carrillos, las encías, los labios, el paladar o la lengua.

Se suelen producir por un alimento duro que nos hace una pequeña herida, por un diente quebrado o afilado, al morderse el labio, carrillo o lengua, al quemarse con alimentos muy calientes,  por el uso de una prótesis mal ajustada o por el uso de frenillos.

Estás úlceras no son contagiosas.

Para su curación se puede usar sal que es uno de los antisépticos más efectivos y baratos que existen. Se mezcla una cucharadita en un vaso de agua tibia y se enjuaga la boca con ella, haciendo hincapié donde se encuentre la úlcera, lo tendrás que hacer unas tres veces al día.

También puedes usar bicarbonato de sodio de la misma forma que con la sal.

Otro remedio es pasar un algodón con un poco de agua oxigenada por la herida varias veces al día, procurando no tragarlo.

Si le pasas un poco de hielo actuará como sedante y ayudará a reducir la inflamación.

Y, por supuesto, si pasan los días y no mejora deberás consultarlo con un especialista.

 

Share:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR