El hilo dental, un invento antiguo

El-hilo-dental,-un-invento-antiguo-1920

El hilo o también llamado seda dental es un conjunto de finos filamentos de nailon o plástico usado para retirar los pequeños trozos de comida y placa dental entre los dientes.

Para un correcto uso, se debe introducir el hilo dental cuidadosamente y recorrer el borde de los dientes, en especial la zona cercana a la encía. Aunque no todo el mundo lo suele hacer, utilizar hilo dental combinado con un adecuado cepillado previene infecciones de las encías, halitosis y caries. Es frecuente encontrar la seda dental protegida con una capa de cera y existen varios tipos según el grosor del hilo, que debe ser seleccionado según el espacio entre los dientes del usuario.

El hilo dental es un invento antiguo, ya que investigadores hallaron restos en dientes de humanos prehistóricos. Tal y como lo conocemos actualmente es gracias al dentista de Nueva Orleans Levi Spear Parmly quien lo recomendó a sus pacientes en su consulta desde 1815. Pero fue en 1882 cuando se comenzó a fabricar por la compañía Codman & Shurtleft.

El uso del hilo dental fue casi nulo hasta la Segunda Guerra Mundial. Es entonces cuando el Dr. Charles C. Bass desarrolla el hilo de nailon que se caracteriza por su gran resistencia a la abrasión y su elasticidad.

El enjuagado y la utilización de hilo dental son actividades secundarias que no están tan extendidas como el cepillado en nuestra sociedad. ¿Eres de los que lo utiliza habitualmente? Se recomienda que su uso sea complementario y no optativo para conseguir una mayor limpieza de dientes.

Share:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR